Promoción dia de la mujer

El Reiki es una técnica de origen japonés que se puede utilizar como tratamiento complementario o alternativo según la patología.
Su origen se atribuye al monje budista Mikao Usui, hacia el 1920. Se enmarca dentro de las terapias llamadas vibracionales dado que se basa en la movilización del campo energético de la persona


Su objetivo es desbloquear y re-equilibrar nuestra Energía Vital, por lo tanto está muy indicada cuando se pasa por momentos que nos alteran psíquica o emocionalmente (estrés, ansiedad, agotamiento mental/físico…). Consiguiendo que la persona se sienta más relajada, en calma, con la mente más clara, con energía para seguir adelante


Su aplicación es sencilla: la terapeuta trabaja colocando las manos en distintos puntos del cuerpo de la persona (o a cierta distancia), que se encuentra cómodamente tumba
da en una camilla, vestida, y mediante el movimiento de la Energía (ki) Universal (Rei) “limpiará” los meridianos energéticos de la persona.


Se toman ciertas precauciones si la persona se encuentra en una de las siguientes situaciones, pudiendo recibir tranquilamente una sesión de Reiki:
  • fracturas de huesos recientes,
  • amputaciones,
  • Quemaduras recientes,
  • heridas abiertas/profundas,
  • afecciones cardíacas,
  • Implantes y prótesis recientes,
  • Piercings recientes,
  • trasplantes,
  • embarazadas que nunca hayan recibido Reiki.


Se recomienda no conducir ni manejar maquinaria pesada durante una hora después haber recibido un tratamiento con Reiki.

Los precios pueden variar de un centro de consulta a otro, por favor cuando pidas hora, pide que te indiquen el precio de la terapia.